Desde hace tiempo he estado dedicándome al estudio de dos fuentes históricas claves para entender el pensamiento escatológico egipcio: los Textos de Las Pirámides (Reino Antiguo y Primer Período Intermedio, Dinastías V-VIII (2494-2160 a.C.) y el, mucho más conocido, Libro de los muertos, época Saíta (724-525 a.C.).

¿Qué perseguía con este estudio? Pues lo que la mayor parte de los estudiosos que se enfrentan al mundo egipcio antiguo pretenden: tratar de dar una estructura a ambos libros; es más, si es posible, recrear un periplo escatológico con el mayor grado de certeza y claridad posible de cada uno de ellos. Y es que son fuentes complicadas: ambas, en primer lugar, son recopilaciones de fórmulas, sortilegios conjuros y fragmentos mágicos de diversa índole anteriores, e incluso muy anteriores, al momento de su recopilación y de muy diversa naturaleza y procedencia cultural; a este respecto se debe recordar que los egipcios acumularon y acumularon en su dilatada historia tradiciones que, lógicamente, al no ser del todo abandonadas o sustituidas en algún momento por otras, se mezclaron entre ellas. Y ambas, en segundo lugar, contienen textos muy difícilmente interpretables.

De muy diversas formas podría abordar los resultados de este estudio pero quizás, para la mejor comprensión y retención de las principales ideas escatológicas del Egipto antiguo, lo que más interese al común de los mortales, sea que se expongan en esta reseña directamente y sin rodeos, los esquemas resultantes. Helos aquí.

Textos de las pirámides (Pirámide de Unas, último faraón de la Dinastía V (2342-2322)

(Imagen 1.Textos de las pirámides (Pirámide de Unas, último faraón de la Dinastía V (2342-2322))

Textos de Las Pirámides

A)Acciones en la tumba

1.Este periplo post-mortem, solo atañe al rey (comúnmente llamado faraón). No habla en ningún momento de las gentes comunes.

2.El rey muere.

3.Comienza el proceso de su vivificación mediante rituales, conjuros y todo tipo de acciones de carácter mágico:

3.1.En primer lugar, lo más importante: se lleva a cabo el Ritual de Apertura de Boca capacitándole para hablar, respirar y comer.

3.2.Se le restaura la circulación de la sangre y del resto de los fluidos corporales.

3.3.Se le restaura el cuerpo.

5.A Una vez vivificado en su totalidad el rey comienza a llevar una doble vida pudiendo ir de la tumba a las regiones celeste y viceversa a placer. Es por ello por lo que la tumba es dotada de todo tipo de elementos necesarios para vivir.

B)Periplo Celeste

6.El rey asciende a los cielos (Declaración 474):

6.1.Como pájaro.

6.2.Mediante una escalera.

6.3.En una barca (Balsa de los juncos) junto a un barquero y acompañado de un dios.

7.Allí es transustanciado por los dioses con un cuerpo divino (Declaración 723) y dotado de poderes mágicos.

8.Su subida puede manifestarse en el mundo como un terremoto.

9.Al llegar, es recibido por los dioses en los Campos de los Juncos o en el Campo de las Ofrendas.

10.Se proponen tres situaciones celestes compatibles entre sí:

10.1.Se convierte en una estrella-dios.

10.2.Se pone al servicio de algún dios.

10.3.Se convierte en la autoridad máxima de los cielos:

10.3.1.Identificándose con algún dios (Osiris, Ra, Atum, Gueb etc.)

10.3.2.Devorando al resto de los dioses (sólo aparece esta situación en el llamado Himno Caníbal (Declaraciones 273 y 274)) Resulta llamativa a los egiptólogos.

10.3.3.Convirtiéndose en la esencia que comparten todos ellos y que les hace existir. (Declaración 589)

10.3.4.Asumiendo el mandil Szmt (sólo aparece esta situación en un fragmento: Declaración 591) poco sabemos de ese mandil.

11.Ejerce como suma autoridad divina:

11.1.Imparte justicia entre los dioses y en todo el cosmos.

11.1.Asciende y desciende del cielo a la tierra y viceversa a placer.

11.2.Domina el Duat (Camino doble) navegando por él y ejerciendo su poder. Este camino discurre en un doble sentido: de oriente a occidente y de occidente a oriente (el realmente peligroso es el segundo). (Declaraciones 469 / 473)

11.3.Come y disfruta en el Campo de las Ofrendas.

Nota: Son de especial interés las declaraciones 422, 509 y 519 pues contienen unos discursos del periplo escatológico del rey –faraón muy completos, concisos y bastante claros.

Libro de los Muertos fórmlas 124 y 125 Juicio del difunto. (Papiro de Hunefer 1275 a.C.)

(Imagen  2. Libro de los Muertos, fórmulas 124 y 125 (juicio del difunto) (Papiro de Huneger 1275 a.C.)

Libro de los Muertos

Hay muchísima más variedad de información y, debido a su mayor cercanía cronológica, resulta más comprensible a los egiptólogos; aunque también hay que decir que posee una estructura mucho más caótica que los Textos de las Pirámides. Siguiendo como base la ordenación del libro que, en su día, hicieran primero Moret y luego Barguet (Cinco partes: Primera: Plegaria Incial (fórmulas 1-16). Segunda: Regeneración del difunto (fórmulas 17-63). Tercera: Transfiguración del difunto (fórmulas 64-129). Cuarta: Glorificación del difunto (fórmulas 130-162). Quinta: fórmulas, variadas (fórmulas 163-190). He intentado caracterizar un poco más cada una de ellas.

En este caso el periplo atañe a todo ser vivo. Este libro, hizo, en su día, las veces de guía del difunto para orientarse en el más allá. Tras el óbito y por arte de magia, las paredes de la tumba, adornadas con fragmentos del libro ilustrados y el propio libro que ha aparecido en algunas tumbas acompañando al difunto, cobraban vida y le guiaban.

1.El hombre muere

A)Primera Parte: Acciones sobre la tumba (Fórmulas 1-16) (Plegaria inicial)

1.La momia se prepara para entrar en el mundo del más allá.

2.El muerto se prepara para vivir tras la muerte:

2.1.Se le quita toda responsabilidad laboral en el otro mundo al difunto, poniendo en su lugar un criado. El muerto así solo tiene que dedicarse a su liberación.

2.2.Se encanta la tumba para que pueda abrirse al más allá.

2.3.Se prepara al difunto para que pueda salir y entrar en su tumba a placer.

2.4.Por último, se hace un homenaje al dios Ra, que va a ser mentor del difunto y guía en su viaje.

2.5.Ya está todo preparado, sólo se espera que las fórmulas hayan tenido éxito. Todo depende ya del propio muerto.

B)Segunda Parte: El difunto se regenera (Fórmulas 17-63b)

1.Lo primero que hace el difunto, mediante magia, (como se consigue todo en este libro) es abrir su boca en el más allá

2.Con ello se otorga a sí mismo, el poder de la palabra.

3. Se otorga el poder mágico.

4.Hace por, y lo consigue, recordar su nombre.

5.Recibe el corazón y se protege de los enemigos (incluído su propio corazón que puede, en algún momento, actuar contra él).

6.Protege su facultad de pensamiento.

7.Consigue que su única fuente de alimentación sea el aliento (además, parece entenderse, del agua)

8.Aprende diversas fórmulas para evitar las matanzas del allende y para no ser decapitado.

9.Impide su segunda muerte y su corrupción corporal.

10.Protege el asiento que, se supone, va a conseguir en el más allá.

11.Se protege de andar boca abajo como los aniquilados y de comer inmundicias, orina o también de ser cocido. (Todos ellos castigos que sufren los aniquilados).

C)Tercera Parte: El difunto se transfigura (Fórmulas 64-129)

1.Una vez regenerado en su totalidad consigue la capacidad de llegar al inicio del Duat y no ser rechazado.

2.Consigue transformarse en todo lo que pueda desear.

3.Consigue un alma inmortal y desplazarse a todos los rincones del cosmos que pueda desear. Con estos poderes el difunto se transformará en diferentes entidades y viajará por diferentes lugares del cielo según sus necesidades.

4.Inicia su periplo celeste.

5.Las transformaciones divinas se consiguen dotándose del Ba y la corona divina del dios en cuestión.

6.Especial importancia y poder tienen las metamorfosis en loto, germen de todo lo creado (Fórmulas 81 a y 81 b) y en el dios Ra, esencia de todo (Fórmula 85).

7.También es importante la recuperación esporádica del cuerpo original para poder vivificarle y así conseguir, uno mismo (su persona terrenal) la inmortalidad; la eternidad (Fórmula 89).

8.Es importante también conseguir, en el periplo, los elementos del escriba: paleta y recipiente, pues, de esa manera, se consigue la esencia de la magia de la palabra y el conocimiento de todos los misterios (Fórmula 94).

9.Para llevar a cabo este viaje iniciático necesita un medio de transporte: una barca (no parece ser, de momento la de Ra) y las fórmulas secretas para conseguir guiarla.

10.Además también consigue viajar en la propia barca de Ra y convivir con los dioses.

11.Y tras el periplo, llega el cúlmen de su transfiguración: el Juicio de Osiris (Formulas 124 y 125)

13.Tras él, ya se convierte, de hecho, en un dios.

D)Cuarta Parte: Glorificación del difunto (Fórmulas 130-162)

1.Con su glorificación el difunto, como no puede ser de otra manera, empieza a ejercer, de hecho, como un dios. Como dios que es:

1.1.Se convierte en Osiris (dios muy importante en este texto)

1.2.Controla el buen discurrir de la barca de Ra por el cielo

1.3.Se encarga de que triunfe el Maat (justicia) en todo el cosmos identificándose o relacionándose de alguna manera con el dios Thot.

1.4.Es alabado y enaltecido por todos, hombres y dioses.

1.5.Conoce los nombres de las 7 puertas del Duat, y los nombres de los tres seres asociados a cada una de ellas: el guardián, el encargado y el anunciador.

1.6.Conoce también los nombres de los 21 pilonos del palacio de Osiris en el Campo de los Juncos y de sus custodios.

1.7.Conoce fórmulas para alimentarse de los manjares del más allá (pan y cerveza fundamentalmente).

1.8.Conoce las 15 moradas de los dioses en los Campos Elíseos y sus características.

1.9.A veces visita su propia tumba de mortal.

1.10.Y, por supuesto, debe escapar constantemente de los diversos peligros del Duat, aunque lo hace con facilidad. Entre estos peligros encontramos: El pescador de los muertos y la corrupción de su propio cuerpo, ya que los dioses también están sometidos a corrupción y pueden descomponerse (Fórmula 154).

Nota: La posibilidad de corrupción, descomposición y muerte de los dioses, da pleno sentido a este viaje iniciático que el dios-difunto debe llevar a cabo una y otra vez para hacer perdurar-recrear eternamente al cosmos y para poder el perdurar-recrearse como dios eternamente también.

E)Quinta Parte: Fórmulas varias sin orden aparente (Fórmulas 163-190)

Existen, a mi entender, cinco grandes partes:

1.Fórmulas que expresan de forma general el devenir escatológico del muerto. Tratan de protegerle o ayudarle en este devenir.

2.Fórmulas relacionadas con la tumba:

2.1.El cabezal y la tumba.

2.2.Ofrendas y libaciones.

2.3.Instalación del féretro

2.4.Deposición de la momia en el sarcófago

2.5.Vestir al difunto con el vestido de pureza

2.6.Encendido del fuego por frotamiento (un ritual funerario).

2.5.Mantenimiento del cuerpo del muerto incorrupto.

3.Fórmulas para el despertar exitoso del difunto en la tumba.

4.Fórmulas de resurrección, tránsito, transfiguración, glorificación y existencia en el más allá. Una, la fórmula 175 A, ha llamado la atención de los egiptólogos pues  contempla una inundación final, un fin del mundo al que nadie sobrevivirá.

5.Conclusiones, objetivos del libro y cierre.

Libro de los Muertos Fórmula 17. Papiro de Ani Dinastía XIX 1300 a.C. aprox.

(Imagen 3. Libro de los Muertos Fórmula 17. Papiro de Ani Dinastía XIX 1300 a.C. aprox.)

Conclusiones

Así pues, en los Textos de la Pirámides, el destino post-mortem del faraón, de forma muy general, parece claro: muere; se regenera; resucita plenamente; asciende al mundo divino; se convierte en un dios, muy probablemente el más importante de todos o uno de los más importantes y revestido de su nueva majestad, ejerce su dominio sobre el cosmos recorriendo constantemente el camino Duat, (de oriente a occidente y de occidente a oriente) en cuyo periplo regenera y vivifica el cosmos que constantemente requiere ser vivificado para evitar su aniquilación. Y, entre viaje y viaje, descansa en el Campo de las Ofrendas.

Más difícil de exponer es el periplo del difunto del Libro de los Muertos. Podría resumirse así: El difunto muere; se regenera; se dota de poderes-armas mágicas y emprende el viaje hacia la presencia de los dioses con un doble objetivo: llegar a ser un dios y, por supuesto, conseguir también perpetuar su forma terrenal. Tras muchos peligros y, probablemente con la ayuda y guía de ellos, finalmente llega al lugar del juicio donde los seres divinos, reunidos le juzgan apto para ser una divinidad (probablemente Osiris); y como tal es reconocido. Tras ello comienza a actuar como un dios. De la actuación divina se dice poco pero se supone que llevaría a cabo actividades relacionadas con la Duat con el objetivo de hacer perpetuarse al universo y a él mismo en su doble faceta de dios y, no lo olvidemos, de mortal. (La fórmula 154 nos informa del la posibilidad que los dioses tienen de morir, de desaparecer).

Todo lo que aquí he manifestado muy probablemente suscite dudas en la comunidad científica y es que la civilización egipcia es, probablemente, la más complicada de desentrañar de todas las de la antigüedad. Téngase en cuenta que es muy difícil comprender los pormenores de la magia y de una visión eminentemente mágica del mundo. En mi recargo diré que es mucho más lo que se puede decir sobre ella bebiendo de otras fuentes pero he preferido, para fijar conceptos mínimos, restringir mis conclusiones estrictamente a ambos textos.

Llama la atención, para terminar, que, aún en la enorme distancia cronológica que separa estos textos, es fácil, muy fácil reconocer similitudes entre ellos. Comparten claramente un mismo pensamiento (del que, desafortunadamente, nos faltan muchos matices) pero, eso sí, sometido al implacable devenir del tiempo que todo lo modifica; la elección de ambos textos como objetos de análisis, pues, no es, pues, baladí; siendo, el primero el más antiguo compendio escatológico que hasta ahora se ha encontrado y el segundo, el más completo y comprensible de los últimos textos escatológicos egipcios.

Para los muy interesados en el tema, aquí ofrezco la lista de prácticamente todos los demás, recopilada por Federico Lara Peinado en su edición del Libro de los Muertos:

Reino Antiguo y Medio

Textos de las Pirámides (2494-2160 a.C.)

Textos de los Sarcófagos.(2100-1800 a.C.)

Reino Nuevo

Libro de lo que hay en la Duat (1525-1512 a.C.)

Libro de las Puertas (1348-1320 a.C.)

Libro del Día y de la Noche (1310-1304 a.C.)

Libro de las Cavernas (1236-1223 a.C.)

Libro de los Muertos (724-525 a.C.).

Libro de las respiraciones (712 a.C. aprox.)

Que mi nombre dure íntegro (332 a.C. aprox.)

Ficha de los libros: Libro de los Muertos, Federico Lara Peinado (ed.), Tecnos, cuarta edición Madrid 2005. (Hay ediciones posteriores seguramente). / Textos de las Pirámides, Francisco López y Rosa Thode (eds.) http://www.egiptología.org. 2003.

Share Button