Etruscos PORTADALa civilización etrusca es, a los ojos de los especialistas, muy difícil de definir. Está permanentemente sometida a diferentes interpretaciones que, a pesar de su aparente solidez intelectual, resultan asombrosas.

Desde el punto de vista arqueológico y artístico, lo etrusco es el resultado de una potentísima personalidad propia fundida, en un primer momento, con patrones ideológicos orientales, muy orientales y en un segundo momento con patrones griegos, muy griegos. Sin embargo, paradójicamente, esa imponente personalidad suya hará que, ni lo oriental primero, ni lo griego después, parezcan oriental o griego sino un sustrato extraño embadurnado de orientalidad, primero y, desaparecida por completo ésta, de helenismo después.

La sociedad etrusca adquiere las costumbres primero orientales y luego griegas, si bien dándolas unos aires particulares. De entre sus particularidades, una de las más destacables, a los ojos de la investigación, es la aparente igualdad sexual. Según la mayor parte de los especialistas la mujer en el mundo etrusco gozaba de una situación muy similar a la del hombre, algo profundamente tanto anti oriental como anti clásico.

Se mantenía el género femenino asociado a lo tradicionalmente suyo, la casa y el ornamento, pero podía acceder a posesiones, a herencias y administrar propiedades, por poner tres ejemplos. Es más, parece que en el ámbito del banquete y en el de los juegos atléticos, tan propiamente masculinos ambos, las mujeres eran permitidas de forma natural y se mezclaban serenamente con el género masculino.

Desde el punto de vista económico, los etruscos fueron, como muchos pueblos de la antigüedad, esencialmente agricultores y, en menor medida, ganaderos. Más propio de ellos es la preeminencia especial que se dará a la metalurgia; también fueron excelentes comerciantes. Es razonable pensar que, en algún momento de su historia, Etruria o la Federación Etrusca, se erigió como potencia marítima dominante en el Mar Mediterráneo ejerciendo una auténtica talasocracia. Acabada la misma, muchos se refugiaron en una peligrosa piratería con la que se acabó tras largos años de enfrentamientos.

La etrusca es una religión revelada mediante profetas. Los pormenores, sin embargo, de lo revelado, no fueron teológicos, cosmogónicos, cosmológicos, antropológicos o escatológicos, como quizá cabría esperar, sino plenamente y propiamente humanos: lo revelado concernía, casi en exclusiva, a las normas y al buen hacer del ritual.

El pensamiento religiosos etrusco estaba absolutamente volcado en la idea del alma. En las pinturas de las tumbas encontramos, por un lado, abundantes representaciones escatológicas: viajes del alma al más allá acompañada de seres extraños; recepciones al alma en el mundo de los dioses; seres divinos y semidivinos etc. Pero también encontramos escenas funerarias terrestres: Fundamentalmente banquetes funerarios en honor al difunto y procesiones funerarias desde la casa del muerto hasta su tumba, en la que no faltaba de nada para poder vivir. Es por ello que, entre muchos especialistas, ha cuajado la idea de que el hombre etrusco creía en dos almas: una que ascendía al cielo en un viaje lleno de peligros y otra que se quedaba en la tumba para allí vivir eternamente.

Todas estas ideas, además de otras muchas, se explican en su debido lugar y de forma más o menos concienzuda, a lo largo de este libro, que pretende, esencialmente, fijar y reunir, de forma muy sencilla, los conocimientos empíricos o, al menos, cuasi-empíricos que, de los etruscos, pueden afirmarse en el estado actual de las investigaciones.

El libro puede leerse, fácilmente, en unas cuatro horas y está profusamente ilustrado, lo que lo hace a la par, atractivo y sencillo. Al menos eso he intentado conseguir al escribirlo, que sea sencillo y atractivo. Ya me diréis si he tenido éxito o no.

Será presentado en la librería el jueves 25 de abril a las 19:45. Contaremos con la presencia de D. Federico Lar Peinado Catedrático emérito de historia antigua de la Universidad Complutense de Madrid. En unos días colgaremos la invitación.

Ficha del libro: Etruscos. Historia de una civilización, Alfredo Tiemblo Magro, ed. Dilema, Madrid 2019.

Share Button