alegorías 2

 

El libro que nos proponemos reseñar en el día de hoy es una pequeña y muy poco conocida joya del siglo I d.C. Pequeño por lo corto que es, puede leerse en una o dos horitas y joya por su contenido.

No se trata de un sesudo tratado filosófico que tenga mucho interés en el mundo de la filosofía antigua; tampoco es un libro de extraordinario interés científico, tal y como lo son ciertos textos clásico, vaya si lo son, para la historia de la cosmología, la biología, la astronomía, la matemática o alguna disciplina de ese cáliz. No, ni mucho menos.

Lo que encontramos entre sus páginas es un delicioso, ¿cómo podríamos definirlo? Estado cultural del mundo clásico del siglo I a.C. Encontramos en él manifiesta y muy bien explicada, la forma de ver el mundo del hombre ilustrado: aunando lo que ahora entenderíamos como humanidades y ciencias en una increíblemente atractiva, a modo de, cosmología-cosmogonía-metafísica-ética-física-mitología. Y las formas que adoptan los métodos de estudio de esta realidad.

A lo largo de la historia grecolatina un personaje tan importante como Homero había sido, como era de esperar, blanco y objetivo de muchos estudios y se habían propuesto muchos puntos de vista sobre su persona, su pensamiento y sus libros más importantes Ilíada y Odisea.

En los primeros momentos se le había considerado indiscutible; todo lo escrito por él era cierto; era la propia historia de la Hélade. Pero, A partir del siglo IV a.C. había recibido en diversos momentos constantes críticas que venían a decir que la historia que narraba en sus libros eran infames mentiras que desvirtuaban la figura de lo divino.

Nuestro autor reivindica los escritos homéricos, no ya como realidades indiscutibles, sino, tal y como indica su título: Alegorías de Homero, de forma alegórica. Según su punto de vista la historia con mayúsculas narrada en la Ilíada sobre todo, (algo, muy poco, dedica a la Odisea), refleja un devenir cósmico que debe comprenderse en conjunto entendiendo cada personaje, divino y humano, cada realidad, cada acción, como símbolos de algo. Eso le lleva, además, a poner a revisión y exponer ciertas teorías puramente naturales haciéndonos ver, con sencillas palabras, el estado, “científico”, del mundo de su época.

El libro es, en fin, una de las mejores expresiones que conservamos del reflejo de todos los rincones del entender y del alma grecolatina del siglo I d.C. Se puede decir, exagerando algo, por supuesto, que el librito que tienen ante ustedes es un espléndido resumen del “punto de vista clásico del mundo”.

¡¡Feliz lectura!!

Ficha del libro: Alegorías de Homero (Heráclito) / Metamorfósis (Antonino Liberal), Gredos, Madrid (1989).

Share Button